A contramano del mundo: Nicolás Maduro comenzó la campaña de vacunación de una forma peculiar

A contramano del mundo: Nicolás Maduro comenzó la campaña de vacunación de una forma peculiar

Nicolás Maduro tiene una relación extraña con la pandemia del coronavirus: mientras la ONU le quitaba ayuda humanitaria, él estaba entregando oxígeno a Brasill. Ahora, recibió la vacuna y la distribuyó de forma peculiar.

El mandatario venezolano comenzó el plan de vacunación en las antípodas de lo que pidió la Organización Mundial de la Salud, dejando de lado a la población de riesgo y centrándose en sus aliados políticos.

Nicolás Maduro recibió críticas luego de asegurar que los primeros en vacunarse serían los funcionarios de gobierno.

Maduro aseguró que la prioridad estará en los funcionarios, políticos y diputados de la Asamblea Nacional creada el año pasado: “Por su trabajo, justifican su actividad en la calle”.

“Su protección especial para que el Estado continúe su marcha”, remarcó el mandatario“Los diputados y diputadas van a ser vacunados en esta primera etapa”.

Nicolás Maduro recibió muchas críticas al presentar "gotitas milagrosas" que curaban el coronavirus.

El primer lote de vacunas provenientes de Rusia, llegó hace unos días, contó con 100 mil dosis y esperan recibir diez millones más.

A contramano del resto del mundo, Nicolás Maduro decidió que la primera etapa de vacunación no será masiva y espera que ese momento llegue para abril de este año.