Del paraíso a la cárcel musulmana: el magnate de Ucrania que encontró problemas en Oriente Medio

Del paraíso a la cárcel musulmana: el magnate de Ucrania que encontró problemas en Oriente Medio

Vitaliy Grechin pasó de codearse con estrellas de Hollywood como George Clooney y Sylvester Stallone a tener cargos criminales en los Emiratos Árabes unidos, lugar donde la mayoría de los millonarios van para alejarse de la cárcel. El magnate oriundo de Ucrania hizo una zancada: de estar rodeado de una decena de modelos desnudas a ver policías y rejas desde adentro por una sesión de fotos donde no debía.

El millonario ucraniano Vitaliy Grechin en su yate con 16 modelos.

El empresario de la región europea pasaba unas largas vacaciones en Dubai rodeado de modelos con poca ropa y decidió ir a contramano de las leyes de la región musulmana y hacerlas posar, en público, sin ningún tipo de ropa para una sesión de fotos. Las autoridades no tomaron con liviandad sus acciones y podría terminar mucho tiempo tras las rejas.

Es conocido que Medio Oriente no deja que sus mujeres usen ropa occidental, en algunos países no pueden siquiera votar, por lo que lo hecho por el millonario oriundo del territorio ucraniano mucho más agravante para los ojos de los jeques. Sabiendo que se trata de una tierra conocida por sus tratos ilegales con fugitivos con billetera abultada, Grechin podría ser el único millonario encarcelado durante 18 meses.

Vitaliy Grechin, maganate de Ucrania, junto al actor George Clooney.

A pesar de tener pasaporte estadounidense, el magnate sigue considerándose parte de la región gobernada por Volodímir Zelenski, por lo que está pidiendo que lo dejen en libertad con ayuda de la embajada ucraniana en los Emiratos Árabes. Sin embargo, la extradición no podría ser posible debido a los protocolos del coronavirus, y todo el dinero y mujeres que tenía en Dubai podría no servirle para escapar de la cárcel. Sus compañeras sí lograron volver a sus naciones.

Ucrania pasa por un momento delicado en lo que respecta a la política internacional, por lo que un escándalo de esta magnitud podría tintar su imagen de mala manera y hacer que los medios ignoren una posible invasión de Rusia a las tierras de la frontera.