Habitual, freno a pruebas de vacuna; Gobierno dice que hay más opciones

Habitual, freno a pruebas de vacuna; Gobierno dice que hay más opciones

Detener la aplicación de pruebas clínicas de la vacuna contra COVID-19 que desarrollan la Universidad de Oxford y AstraZeneca es una etapa “habitual” y dentro del protocolo, por lo que no debe haber preocupación.  

Carlos Alonso Reyes, doctor en Ciencias de la Salud Pública y académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG), expuso que eso no implica que el fármaco será inútil. 

En el caso del voluntario que presentó una inflamación en la médula espinal (lo que obligó a frenar las pruebas), opinó que, en lugar de preocupar, debería generar certidumbre, pues demuestra que el proceso se lleva a cabo correctamente y no sólo se busca sacar una vacuna de forma apresurada. 

En este contexto, el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que aunque AstraZeneca y la Universidad de Oxford pausaron su investigación, “más temprano que tarde” México podrá disponer del biológico. 

“Estamos inscritos en los principales proyectos de investigación para tener la vacuna a tiempo. Tenemos una relación similar con dos o tres empresas que ya también están en fase 3 de investigación”, dijo. 

México, añadió el Mandatario, ha recibido propuestas del uso de vacunas que se investigan por parte de Rusia, China y Estados Unidos. De hecho, la Fundación de Inversiones Directas de Rusia y la farmacéutica Landsteiner Scientific firmaron un acuerdo para enviar al país 32 millones de dosis del fármaco Sputnik V para noviembre, en tanto los órganos reguladores mexicanos den su visto bueno.

Coronavirus