México blinda frontera sur ante la llegada de centroamericanos

México blinda frontera sur ante la llegada de centroamericanos

El Gobierno de México envió a cientos de elementos del Ejército y la Guardia Nacional a su principal cruce de la frontera Sur, entre el Estado de Chiapas y Guatemala, en medio del creciente flujo migratorio.

El despliegue ocurre al cumplirse una semana del histórico cierre de esa frontera, que México realizó con el argumento de frenar los contagios de COVID-19, pero también coincide con la víspera del arribo de las primeras 1.5 millones de un total de 2.7 millones de vacunas de AstraZeneca que Estados Unidos entregará al país tras una negociación hecha entre los presidentes de ambos países.

México ha detenido a 34 mil 993 migrantes hasta el 25 de marzo.

Dos menores migrantes guatemaltecos, de seis y siete años, se entregan a un elemento de la Patrulla Fronteriza para solicitar asilo político en Estados Unidos. XINHUA/D. Peinado

Prevén alza en cruces de niños migrantes a EU

El Gobierno de Estados Unidos (EU) prevé que el número de niños migrantes no acompañados que crucen su frontera sur siga aumentando de forma significativa durante los próximos dos meses, alcanzando hasta 25 mil menores durante el mes de mayo.

Así lo señalan proyecciones preparadas por la Administración de Joe Biden y publicadas por el diario The Wall Street Journal.

Según esas estimaciones, en abril podrían cruzar la frontera de forma irregular entre 18 mil 600 y 22 mil menores no acompañados, una cifra que podría aumentar a entre 21 mil 800 y 25 mil en mayo.

En marzo, las autoridades fronterizas estadounidenses esperan recibir a más de 16 mil niños, un número que ya es récord para cualquier mes desde hace al menos 10 años, según datos del Gobierno.

En comparación, la cifra fue de nueve mil 300 durante febrero y de cinco mol 700 durante el mes de enero.

El rápido aumento de los cruces de la frontera mexicana por parte de menores, procedentes sobre todo de países de Centroamérica, ha colapsado el sistema de acogida de EU, generando fuertes críticas a la administración de Biden.

En concreto, las críticas se han centrado en la situación de los menores que han cruzado la frontera en las últimas semanas y que han tenido que quedarse más tiempo del permitido por la ley en centros de Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) que están diseñados para adultos, no para niños o adolescentes.

La normativa estadounidense establece que los menores pueden estar en esas instalaciones un máximo de 72 horas antes de ir a albergues o a familias de acogida.

Los documentos internos a los que tuvo acceso The Wall Street Journal sugieren que el tiempo que los niños pasan en centros de la CBP podría reducirse con un aumento del número de camas en albergues de emergencia.

Bajo custodia

Actualmente, el Gobierno estadounidense tiene bajo su custodia a más de 18 mil menores de edad migrantes, la mayoría de ellos está alojada en albergues y alrededor de cinco mil en instalaciones de la Patrulla Fronteriza.