Otra amenaza para Rusia: el mundo volvió a tirarle las orejas a Vladímir Putin

Otra amenaza para Rusia: el mundo volvió a tirarle las orejas a Vladímir Putin

Desde que Joe Biden encontró la silla más poderosa de la Casa Blanca tuvo dos objetivos en su mente: Rusia y China. A pesar de que ninguno de los dos le prestó atención, la región gobernada por Vladímir Putin recibió una cantidad innumerable de críticas, ataques y sanciones por parte de Estados Unidos y la Unión Europea.

Alekséi Navalny, líder opositor de Rusia, está recibiendo apoyo de Estados Unidos y la Unión Europea, sin embargo, está más cerca de la muerte que nunca.

En este caso, volvieron a tomarle el pulso al jefe de Estado del territorio ruso al amenazarlo por la salud de Alexéi Navalny, líder político opositor. El funcionario está preso desde hace un mes y lleva una huelga de hambre hace 19 días. “Puede morir en cualquier momento”, remarcaron los médicos del instituto carcelario.

En caso de que Navalny fallezca, la comunidad internacional aseguró que toda la región asiática y europea será tomada como responsable. Al mismo tiempo, volvieron a pedir su liberación y apuntaron que su encarcelamiento era “totalmente injusto”. El jefe opositor recibió seis años de cárcel por difamar a Vladímir Putin y por ser considerado un peligro sanitario.

Joe Biden no dejó de hacer amenazas y sanciones contra el presidente de Rusia. 

La Nación bajo el mando de Putin está en la mira por el tema de la huelga de hambre del funcionario opositor y por sus avances en Ucrania. Además, Biden le propició una serie de sanciones económicas ante las sospechas de que el gobierno ruso formó parte de una conspiración para que Donald Trump sea presidente de Estados Unidos.

A pesar de asegurar que la polémica de Navalny debería tratarse de forma privada, los funcionarios de EE.UU. remarcaron que, la única forma de que la región se salvara de las sanciones, es con la liberación inmediata del abogado opositor. Los médicos aseguran que el envenenamiento que sufrió hace unos meses podría haber empeorado su salud de tal manera que su huelga de hambre lo puso al borde de la muerte.

Las calles de Rusia llenas de manifestantes en contra Vladímir Putin. 

Las calles de Rusia volverán a estar inundadas de los opositores a Vladímir Putin el próximo 21 de abril, ya que pedirán por la liberación inmediata al igual que a principio de año: “Ya no se trata de su liberación, sino de su vida, lo están matando en una colonia penitenciaria”, compartió en Facebook uno de los aliados del mandatario opositor.