Perú todavía no decide: Keiko Fujimori mantiene una mínima ventaja en una elección incierta

Perú todavía no decide: Keiko Fujimori mantiene una mínima ventaja en una elección incierta

El domingo, Perú buscó ponerle fin a sus últimos días hundidos en el descontento político, pero todavía no termina. A pesar de que se computaron más del 80% de los votos, el deseado puesto al frente de la nación continúa zigzagueando entre Keiko Fujimori y Pedro Castillo, con una leve ventaja para la hija del expresidente, según el último conteo tiene un 51% de los votos frente al 49% del candidato opositor.

En caso de seguir empatados, Perú no conocerá los resultados de las elecciones hasta dentro de unos días.

Se trata de un verdadero enfrentamiento entre opuestos, ya que la funcionaria representa la conocida ultraderecha peruana frente a un candidato de izquierda con mucha experiencia en la política pero sin haber gobernado nunca. Mientras Fujimori viene de una familia empresarial y con mucha historia en la política, Castillo tiene sus inicios en las zonas rurales, donde comenzó como profesor y terminó como representante ministerial.

Lo complejo de la situación es que todos los medios de la región andina están compartiendo información similar, por lo que cada actualización solo los emparda cada vez más, lo que podría llevar a un nuevo conteo, como sucedió en el 2016 con la misma candidata de protagonista, esa fue una de las tantas veces que se presentó y perdió.

El ganador heredará un país en llamas

Si bien la gestión política del presidente Francisco Sagasti no tuvo mucho que ver en ella, la situación social y sanitaria del último año en el territorio peruano generaron un descontento mayor en los habitantes, lo que llevó a las elecciones menos concurridas en una década. Parte del descontento con las autoridades va de la mano con su gestión durante la pandemia, ya que la corrupción estatal se vio reflejada en la distribución de insumos y vacunas, la cual se hizo antes, y de forma ilegal, en funcionarios de gobierno que en personal médico.

La falta de insumos médicos acrecentó la crisis sanitaria de Perú. 

Perú llegó a ser la nación más afectada por el coronavirus en toda Sudamérica, no por su cantidad de casos sino por el porcentaje de fallecidos y contagiados por millón de habitantes, esto llevó a un colapso en el sistema médico seguido de una huelga de hambre del personal sanitario por falta de consumos, con la destitución del presidente Martín Vizcarra en el medio.